emigrar a Nueva Zelanda

Cómo emigrar a Nueva Zelanda

¿Está pensando en mudarse a Nueva Zelanda y está tentado de hacerlo? A continuación se ofrece un resumen útil del proceso de inmigración en Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda es un pintoresco país situado en el océano Pacífico. Consta de dos islas principales y varias islas menores. Con una alta calidad de vida y muchos atractivos, muchas personas se preguntan cómo emigrar a Nueva Zelanda.

Vivir en Nueva Zelanda ofrece un mundo de oportunidades y aventuras. Tendrá paisajes pintorescos cerca de casa. Las actividades al aire libre abundan. Conozca la cultura indígena maorí y enamórese del rugby. Saboree el aire fresco, el vino y la deliciosa comida. Hay muchas razones para mudarse a Nueva Zelanda.

Hay una gran diferencia entre ser un turista y sumergirse en la vida local. Si unas vacaciones de trabajo en Nueva Zelanda le permiten conocer el país durante un breve periodo de tiempo, imagínese mudándose allí para llevar una nueva vida.

Visitar Nueva Zelanda como turista

Antes de pensar en cómo emigrar a Nueva Zelanda, tómese el tiempo de explorarla como turista. Al fin y al cabo, es bastante radical trasladarse a un nuevo país sin saber nada del lugar.

Para entrar como turista, muchos visitantes tendrán que obtener una autorización de entrada a Nueva Zelanda. El ETA (Electronic Travel Authority) es un sistema de exención de visado. Los nacionales de determinados países pueden solicitarlo fácilmente por Internet. El proceso es rápido y recibirá la aprobación por correo electrónico.

El nuevo sistema estará operativo en breve.

¿Cómo puedo emigrar a Nueva Zelanda?

Hay varias formas de emigrar al País de la Larga Nube Blanca:

  • Obtener un visado de trabajo y residencia
  • Instalarse como emigrante cualificado
  • Obtener un visado de negocios
  • Invertir en Nueva Zelanda
  • Abrir una franquicia
  • A través de los lazos familiares
  • Retirarse a Nueva Zelanda

El proceso de inmigración en Nueva Zelanda es diferente para cada categoría. El programa de inmigrantes cualificados, el visado WTR y el visado de negocios son las formas más comunes de establecerse en Nueva Zelanda.

Visado de trabajo y residencia

Hay tres tipos de visados WTR, numerados 1, 2 y 3.

El visado WTR1 es para personas que trabajan a tiempo completo para un empleador autorizado. El WTR2 es para quienes tienen un talento excepcional en el ámbito del deporte, las artes o la cultura. WTR3 es para los trabajadores que pueden cubrir las carencias nacionales en el lugar de trabajo.

Existe una lista oficial de competencias requeridas. Entre ellos se encuentran la sanidad, la ingeniería, la construcción, la informática y las finanzas.

Cada visado permite una estancia de larga duración mientras se trabaja para conseguir la residencia. La tramitación suele durar varios meses.

Programa de inmigrantes cualificados

Las personas con determinados conocimientos pueden solicitar el traslado a Nueva Zelanda. Debe solicitarlo al Servicio de Inmigración. Pueden expedirle un visado para buscar un empleo adecuado o un visado de residencia permanente.

El régimen utiliza un sistema de puntos. La edad, las ofertas de trabajo, la familia, la experiencia y las aptitudes influyen en la concesión de puntos. Los jóvenes obtienen más puntos y los solicitantes deben tener menos de 56 años. Obtendrá más puntos si tiene habilidades muy demandadas. La experiencia en Nueva Zelanda también ayuda a obtener más puntos.

Los candidatos deben tener un buen nivel de inglés. También hay controles de salud y de carácter.

La mayoría de las solicitudes se tramitan en unos 50 días. Una vez concedido, este visado da derecho a la residencia.

Visado de negocios para Nueva Zelanda

Existe una categoría de empresario para los autónomos que deseen establecerse en Nueva Zelanda. Debe haber trabajado por cuenta propia en el país durante al menos dos años. También debe demostrar que su empresa beneficia a Nueva Zelanda.

La categoría “emprendedor plus” es para los empresarios autónomos que han trabajado en Nueva Zelanda durante dos años, han creado al menos tres puestos de trabajo y han invertido en el país.

Los visados de negocios de larga duración permiten permanecer en Nueva Zelanda durante largos periodos.

Invertir en Nueva Zelanda

Puede obtener la residencia en Nueva Zelanda invirtiendo en el país.

Si invierte 10.000.000 de NZD y lleva un tiempo mínimo en Nueva Zelanda, puede solicitarlo.

También puede invertir menos dinero pero pasar más tiempo en el país para solicitar la residencia de inversor 2.

Otras formas de emigrar a Nueva Zelanda

Los propietarios de franquicias pueden tratar de ampliar su negocio en Nueva Zelanda. El proceso de inmigración a Nueva Zelanda suele ser largo y frustrante.

Si tienes familia en Nueva Zelanda, puedes solicitar la residencia. Existen visados especiales para las parejas de personas que trabajan o estudian legalmente en Nueva Zelanda.

Los mayores de 66 años pueden solicitar la jubilación en Nueva Zelanda. La tasa es de 2.600 NZD. Los solicitantes deben demostrar que disponen de una cantidad mínima de fondos. Además, los jubilados deben tener un seguro médico válido.

Es aconsejable buscar asesoramiento profesional para que le ayude con su inmigración a Nueva Zelanda.

Cómo emigrar a Nueva Zelanda: aspectos prácticos

Muchos caminos hacia la residencia comienzan con visados temporales. Tienes que asegurarte de que tienes fondos para mantenerte y pagar la tasa de visado. No abandone su antigua vida hasta que no haya finalizado sus planes para Nueva Zelanda.

Tener una oferta de trabajo confirmada es una gran ventaja a la hora de buscar la residencia en Nueva Zelanda. La situación es aún mejor si ya está trabajando en Nueva Zelanda. Aunque puede ser difícil conseguir un trabajo sin la residencia, solicite todos los trabajos pertinentes para aumentar sus posibilidades.

Recuerde que el visado más fácil de obtener no siempre es el mejor para usted. Mira todas las opciones de visado antes de solicitarlo y pagar la tasa. Del mismo modo, debe considerar cuidadosamente las diferentes vías de acceso a la residencia.

Tenga en cuenta los requisitos de visado de los miembros de su familia que piensan acompañarle. Prepárese para un proceso largo (y potencialmente costoso) si quiere llevar animales de compañía.

Considere en qué parte del país prefiere vivir. Es posible que necesites ayuda para encontrar un alojamiento adecuado. Tenga en cuenta el transporte y los servicios locales a la hora de elegir dónde vivir. La proximidad a la asistencia sanitaria, los colegios, las tiendas y las instalaciones recreativas son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta.

El proceso de inmigración en Nueva Zelanda puede parecer abrumador al principio. El Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda suele ser el mejor lugar para empezar a considerar cómo inmigrar a Nueva Zelanda.

Mudarse a Nueva Zelanda puede no ser fácil. ¡Pero la recompensa es ciertamente dulce!

Lea también: Los 10 países más fáciles para emigrar en 2022

5/5 - (10 votes)

Leave a Comment

Your email address will not be published.

error: